Saltar al contenido

Autoclave de esterilización

Desde los inicios de la medicina, el control de infecciones ha sido la principal preocupación de los médicos y otro personal médico. Una persona lesionada es más propensa a desarrollar una infección a través de una herida abierta, por lo que los médicos en épocas anteriores dependían de sustancias químicas fuertes como el alcohol o el azufre para desinfectar heridas o herramientas quirúrgicas.

El agua hirviendo también se usó para herramientas y ropa, y todavía lo es hoy. Hervir objetos durante varios minutos puede matar a la mayoría de los organismos dañinos, pero no se puede verter agua hirviendo en la herida, por supuesto. Pronto se descubrió que la limpieza de la herida o del área quirúrgica antes de la incisión era beneficiosa utilizando astringentes tópicos como las mezclas de yodo y el alcohol.

Al principio, la esterilización se realizó con instrumentos quirúrgicos mediante astringentes o fuego, los cuales fueron efectivos, aunque la esterilización completa no fue completa. El alcohol podría matar ciertas formas de bacterias de herramientas quirúrgicas esenciales, pero otras especies dañinas sobrevivieron. La llama también sería perjudicial para las herramientas en sí, pero se logró una esterilización casi total. Todavía tenía que haber una mejor manera, una forma que garantizara la esterilización completa.

¿Qué es un autoclave?

El autoclave, o esterilizador, ha existido desde hace tanto como las ollas a presión. Cuando se descubrió que el vapor presurizado podía eliminar organismos nocivos de elementos como los tarros de conservas y sus contenidos, comenzó a realizarse el autoclave. El vapor presurizado puede matar a cualquier organismo en muy poco tiempo.

La invención del esterilizador en autoclave se atribuye a Charles Chamberland, en 1879. Alrededor de ese tiempo, los investigadores comenzaron a comprender las ventajas de la cirugía estéril, y los médicos necesitaban un método de esterilización más confiable que la flamación abierta. Los beneficios del autoclave pronto se hicieron evidentes y se convirtieron en una parte esencial de todas las clínicas y hospitales.

Los primeros autoclaves fueron modelos similares a la estufa, fijados con válvulas y controles de vapor, junto con un sistema de medición para obtener la presión y la temperatura adecuadas. Estos dispositivos primitivos pero afectivos comenzaron el proceso de detener por completo la infección en procedimientos quirúrgicos. El vapor estaba a 212 grados Fahrenheit (100 grados Celsius), y la presión creció a alrededor de tres atmósferas, por lo que organismos como las bacterias simplemente estallarían y morirían y los virus se desintegrarían.

Te recomendamos nuestro departamento de duchas portátiles

Esto pronto condujo al horno de autoclave. Este dispositivo de carga frontal tenía su propia forma de calor… el primero era el calor de gas, luego la electricidad y los elementos calentados. La puerta estaba cerrada herméticamente con una manija de bloqueo. Era lo suficientemente grande como para introducir muchos instrumentos a la vez, generalmente colocados en bandejas de metal antes de la esterilización. La mayor parte de la esterilización fue manual, por lo que el tiempo era esencial.

Se usa un autoclave para esterilizar equipos quirúrgicos, instrumentos de laboratorio, artículos farmacéuticos y otros materiales. Puede esterilizar sólidos, líquidos, huecos e instrumentos de diversas formas y tamaños. Las autoclaves varían en tamaño, forma y funcionalidad. Un autoclave muy básico es similar a una olla a presión; ambos usan el poder del vapor para matar bacterias, esporas y gérmenes resistentes al agua hirviendo y poderosos detergentes.

El autoclave comenzó el proceso de racionalización. Se introdujeron componentes electrónicos simples para regular y controlar las temperaturas y la presión. Los elementos del autoclave ahora están envueltos en papel sensible a la temperatura, que cambia de color cuando la esterilización es exitosa. Se desarrollaron autoclaves más grandes en la década de 1960, de forma que podía caminar con los artículos que necesitaban limpiarse.

Las autoclaves ahora están controladas por computadora y son muy eficientes. Los pequeños se usan en las oficinas de doctores en todo el mundo. Los países en desarrollo de todo el mundo ahora se benefician del autoclave, lo que reduce la infección en sus pacientes. Esto lleva a una recuperación saludable.

Sin el autoclave, ciertas disciplinas tendrían problemas que superar. Los laboratorios científicos que investigan organismos dañinos y beneficiosos necesitan equipos estériles para realizar sus experimentos de forma aséptica. La contaminación también es un problema con los laboratorios médicos, que requieren técnicas estériles en su régimen de prueba.

Esta herramienta útil es de hecho una bendición para la sociedad, algo tan simple y tan fácil de construir. Sin el autoclave, la infección y la contaminación serían un problema serio en todo el mundo.

Los mejores autoclaves de esterilización

En esta sección vas a encontrar los mejores autoclaves de esterilización examinados, analizados y testados por nuestros expertos.

Tipos de autoclaves según su uso

Un autoclave es un tipo de equipo de esterilización que se utiliza para esterilizar los instrumentos utilizados en hospitales, clínicas, salones de belleza, salones de tatuajes y tiendas de piercings. La función básica del dispositivo es matar microorganismos patógenos.

Los patógenos se eliminan aplicando calor, presión y vapor extremos a los instrumentos colocados dentro de la cámara de esterilización. La presión mantenida dentro de la cámara es usualmente de 15 libras (lb) / pulgada2 en exceso de la presión atmosférica normal. Sin embargo, el tiempo total requerido para lograr la esterilidad completa depende del volumen de los artículos y el tipo de material utilizado en ellos.

Los dos tipos diferentes de autoclaves son:

Desplazamiento hacia abajo

El esterilizador de autoclave de desplazamiento descendente también se conoce como unidad de desplazamiento por gravedad. Utiliza un elemento de calentamiento para calentar el agua y producir vapor. El vapor, que es más ligero que el aire, obliga al aire dentro de la cámara de esterilización a moverse hacia abajo. Finalmente, el aire se mueve a través del orificio de drenaje de la cámara de esterilización. Una vez que la temperatura en la cámara es suficiente, el orificio se cierra automáticamente y se inicia el proceso de esterilización.

Desplazamiento de presión positiva

Este equipo de esterilización es una versión mejorada del autoclave de desplazamiento hacia abajo. Utiliza una cámara separada para crear y retener vapor. Una vez que se acumula suficiente cantidad de vapor, se libera en la unidad de esterilización en una explosión presurizada. Esto fuerza al aire a moverse a través del orificio de drenaje e inicia el proceso de esterilización.

¿Cómo funciona un autoclave de esterilización?

Un autoclave funciona al eliminar el aire del medio ambiente. Calienta el material a 134 ° C. Al calentar el material, esta unidad podrá eliminar contaminantes peligrosos. El proceso es casi el mismo con lo que puedes encontrar en el proceso de cocción a presión. Para garantizar la esterilidad y evitar lesiones dañadas por error humano, la puerta de un autoclave independiente se bloquea durante el funcionamiento. Puede ejecutar la operación varias veces para garantizar el nivel de esterilidad.

El objetivo común de este instrumento es esterilizar los equipos utilizados en humanos y también en animales. Por lo general, los usuarios de este instrumento son médicos, veterinarios y dentistas. La función del autoclave es para esterilizar los instrumentos utilizados en operaciones médicas y quirúrgicas. Los instrumentos deben esterilizarse para prevenir infecciones y transmisión de virus de un cuerpo a otro.

La eliminación de aire es el primer paso en el funcionamiento de un autoclave. Este paso elimina todo el aire en la cámara dentro del autoclave. La cámara está totalmente sellada después de que todo el aire extraído por una bomba de vacío o bomba de vapor. En realidad, hay varios métodos de cómo este instrumento elimina el aire. Depende del tipo y el fabricante del autoclave.

Puedes encontrar diferentes procesos de esterilización en diferentes autoclaves. Después de eliminar el aire, el instrumental médico es esterilizado por el calor dentro de la cámara. Comúnmente, el proceso de esterilización puede durar entre 3 y 18 minutos. La temperatura se establece alrededor de 121 – 134 ° Celsius. El calor dentro de la cámara matará a los virus, bacterias y otros microorganismos infecciosos. Tenga en cuenta que este esterilizador no puede esterilizar los plásticos porque los materiales son sometidos a altas temperaturas para los plásticos.

Puede organizar sus equipos para permitir que el calor esterilice por completo los instrumentos. Esto debe hacerse si quiere el mejor resultado del proceso de esterilización.

Una de las utilidades de los autoclaves es la realización de tratamientos para la conservación de la madera ante diversas plagas como la carcoma y polillas de la madera.

Cuál es el mantenimiento de un autoclave esterilizador

Para que su autoclave esterilizador tenga una vida útil prolongada debe de realizar el siguiente mantenimiento.

Despeje los desagües y las líneas: un autoclave tiene un desagüe para el agua y otro para el aire, y es importante controlar ambos regularmente y mantenerlos limpios y libres de obstrucciones. Es importante que todo el aire sea expulsado de la cámara porque cualquier bolsa de aire restante puede causar fluctuaciones de temperatura. Incluso una pequeña burbuja de aire podría ser suficiente para permitir que las bacterias se multipliquen en su equipo y los resultados podrían ser devastadores. El agua estancada en desagües y líneas también es un caldo de cultivo para las bacterias.

Limpie los filtros: su autoclave probablemente tenga un filtro de aire y / o agua y ambos deben revisarse y limpiarse regularmente. Incluso el agua destilada puede causar una acumulación en el filtro con el tiempo. Cuando el aire o el agua no pueden moverse libremente a través de la máquina, experimentará problemas de presión.

Verifique los sellos y las juntas: mantener la junta de la puerta limpia y seca ayudará a prolongar su vida útil. Puede ser necesario un reemplazo periódico, y es bastante fácil hacerlo usted mismo. De lo contrario, comenzarás a perder presión en la cámara.

Siga las instrucciones: cada fabricante recomienda diferentes productos y procedimientos de limpieza. Asegúrese de seguir las instrucciones que vienen con su máquina. Use solo agua destilada para evitar drenajes obstruidos y manchas en su equipo. Y nunca use limpiadores fuertes o cloro para limpiar la cámara.

No es ciencia de cohetes: la mayoría de las personas piensa que debido a que un autoclave de vapor está diseñado para esterilizar equipos médicos que salvan vidas, debe ser una pieza extremadamente complicada. Pero ese no es el caso en absoluto. No tengas miedo de quitar las líneas para que puedas limpiarlas o hurgar para ver qué podría obstruir el drenaje. Estas máquinas no fueron construidas por científicos de cohetes y no hace falta repararlas.

En la mayoría de los casos, puede determinar la causa del problema simplemente rastreando su origen. Por ejemplo, si el indicador dice que no hay suficiente presión, comience por el sello y avance hasta el desagüe. Lo más probable es que descubras que la causa es una obstrucción simple u otra cosa que puedas reparar fácilmente.